• Facebook
  • Correo
  • Twitter
  • Del.icio.us
  • Live
  • MySpace
  • RSS
Comments

Circo Jonas, Diario de Joe: Tiempos Felices parte 2

Publicado a las 11:54 a. m. en ,
Querido Diario:


Después de levantarnos todos, nos sentamos a desayunar. A kevin le pusimos su comida via intravenosa como siempre porque la última vez que intentó comer como una persona normal demoramos tres horas en convencerlo de que no se puede tomar sopa con un tenedor. O aquella vez que casi pierde un ojo luchando contra aquel pan con queso. Por supuesto que el pan ganó. Desde ese momento le tiene una aversión terrible al queso, y ya no podemos comer pan en la casa sin correr el riesgo de que nuestro hermano de sobra sufra un ataque de epilepsia. Sería fastidioso buscar alguien tan feo como él para el grupo. (Y en realidad bastante difícil)

Cuando terminábamos de comer, llegó el mayordomo a avisarnos que la usual turba de locas aguantadas auto-denominadas "fans" que nos seguía a donde fueramos ya estaba fuera del hotel esperando. Querido diario, siempre disfruto engañar a esa sarta de estúpidas; dicen que la rutina aburre, pero hasta ahora no me cansaba de ver la cara de nuestras enloquecidas seguidoras gritar nuestros nombres. Me levanté de la mesa, cogí la jeringa e inyecté una dosis extra a kevin. Escuché la voz de nick preguntar donde estaban nuestros anillos de castidad. Siempre los tirábamos en cualquier sitio y desaparecían todo el tiempo, y los reemplazábamos con otros de plástico; que bueno que nuestras fans son taaaaan ingenuas y nunca se dan cuenta de ese detalle. Debía felicitar a nick por este truquito que nos había ayudado a embolsarnos muchísimo dinero. Que sería de nosotros sin esa turba de estúpidas que sostenían carteles y gritaban nuestros nombres...

Salimos al balcón de nuestra habitación para hacer el usual saludo a las aguantadas: ya sabes querido diario, sonreír falsamente como idiotas, mover la mano, besos volados... esas cositas que las hacen vibrar. Luego, nos cambiamos rápidamente (antes de que el efecto d ela droga desapareciera y kevin volviera a imbecilizarse) y salimos a firmar autógrafos y sacarnos fotos con la tipa más fea y/o deforme que pudiéramos encontrar para parecer buenos samaritanos. El tipo de cosas qur tiene que hacer un famoso para resaltar y parecer bueno.

Así fue hasta que regresamos al avión. Nuestro próximo concierto era en Australia, e íbamos a estar en el aire por mucho tiempo. Para cuando subimos, kevin ya estaba casi idiotizado, y cuando pasa eso usualmente le metemos una descarga eléctrica, lo amarramos y pasa todo el viaje chillando en su jaula en la zona del equipaje mientras que yo y nick la pasábamos haciendo cosas que en tierra hubieran sido consideradas dignas de una condena de varios años, pero en el cielo donde nadie nos veía era diferente.

|
Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 The All-Knowing 4 All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.