• Facebook
  • Correo
  • Twitter
  • Del.icio.us
  • Live
  • MySpace
  • RSS
Comments

Circo Jonas, Diario de Nick: Tiempos Felices Parte 1

Publicado a las 4:54 p. m. en ,
Querido Diario:

Hoy fue un día normal en mi vida. Desperté en una lujosa habitación de hotel en una cama al costado de mis dos hermanos. Debíamos haber dado un concierto la noche pasada... Normalmente no recuerdo estas cosas porque nos inyectan una droga especial que hace que podamos cantar como lo hacemos. Los efectos secundarios son deformación facial crónica y leve retraso mental. Joe y yo sufríamos del segundo efecto, pero nuestro tercer hermano era un caso aparte; le advertimos que no debía ser el primero en probar esa droga, pero era tan feo y poco talentoso que no nos escuchó. Al final, acabó todavía más feo, y ahora necesitaba tutores privados para pasar el kindergarden.

Joe abrazaba fuertemente a su osito. Por supuesto que la cama estaba vacía; el muy imbécil daba tantas vueltas mientras dormía que siempre acaba en el piso, y yo tenía que ser el baboso que siempre tenía que levantarlo antes de que se ahogara en su propia saliva. Debía ser temprano, estaba en la fase en la que aún era capaz de escupir el exceso de baba de su boca, eso ocurría a horas tempranas de la mañana.

¿Como se llamaba mi otro hermano? aaa sí Kevin... bueno el hermano sobrante de nuestra banda familiar aún sostenía la bolsa de nachos de ayer, y se estaba metiendo lo que quedaba en la boca. Una mañana totalmente normal.

De pronto sentí como algo me apretaba fuertemente las bolas, y contuve un grito cuando mi segunda cabeza fue mordida por un par de dientes al parecer muy hambrientos. Levanté la sábana y vi a Miley enrollando su larga lengua alrededor de mi miembro. Estaba jugando su juego favorito: "la hora del maní". Ella levantó la cabeza y me miró con una mirada suplicante. La misma historia de todos los días... aunque ya me había acostumbrado a sus "trabajitos", siempre me daba pena decirle que tenía que dejar en paz mi entrepierna. Vi el despertador. Que demonios, era temprano aún. Le asentí con la cabeza y ella sonrió muy feliz, continuando con su trabajo por dos horas más.

Todo fue felicidad para mí hasta que escuché los espasmos de Joe, que se empezaba a ahogar. Suspiré; y con todo el dolor de mi alma moví a Miley y me levanté a pegarle una patada a mi estúpido hermano. él se despertó gritando y escupiendo baba por toda la habitación, al igual que siempre.

Sus gritos acabaron por despertar bruscamente a nuestro tercer hermano, que cayó de cabeza contra el piso. Supe que había sido su cabeza porque escuché un ruido hueco.

Y así, mi querido diario, comenzó mi mañana...

|
Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 The All-Knowing 4 All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.