• Facebook
  • Correo
  • Twitter
  • Del.icio.us
  • Live
  • MySpace
  • RSS
Comments

Transformers 2: Mucha acción, poco guión

Publicado a las 11:19 p. m. en , ,
No importa por que ángulo intentes mirar esta pela. Simboliza la decandencia de Hollywood en todo su negro esplendor. El trailer me animó a ir a verla, esperando que fuera tan entretenida y emocionante como la primera entrega. Salí de la sala abandonado por el sentimiento de expectativa que me acompañaba cuando entré. Toda la cinta apestaba a cine americano: a papas fritas y hamburgesas de Mcdonalds. Mencioné anteriormente en una crítica a "The Unborn" (casualmente una cinta también producida por michael bay, director de ambos largometrajes de Transformers) que una vez que has visto una o dos películas de esta índole puedes predecir como serán las otras. "Transformers, Revenge of the Fallen" es el ejemplo perfecto para este dicho. Verla significó para mí reafirmar esa creencia, y comenzar a cansarme del cine gringo.


Esta segunda entrega fue mas que nada más de lo mismo con más personajes, más ruido y muchísimas más cosas rotas. Es un asunto de esos gringos locos: no entiendo ese complejo "americano" por verlo todo en ruinas y totalmente destruido. Carros volando, edificios cayéndose a pedazos, robots pegándose sin descanso ni compasión sumidos en peleas salvajes 0% consideración por el lugar donde luchan, (ni siquiera las pirámides de egipto se salvan) destruyéndolo todo como si las webas. Resulta sumamente rídiculo si te pones a observar aunque sea un poco: los chicos buenos destruyen la ciudad al mismo ritmo que los malos, sino más que ellos todavía. Pero como son los protas... bueno se les perdona que no puedan pasar ni 10 segundos sin hacer volar la casa o el auto de alguien a cañonazos por el simple hecho de estar en su camino.

Pero Transformers 2 cuenta con un segundo gancho además la embriagante y hasta absurda acción producto de la lucha entre el bien y el mal: Megan Fox. Una imagen dice mas que mil palabras. Duele decir que Bay la incluyó por el simple hecho de ser un muy buen adorno, pero cumplió con su misión. Miles de tipos a lo largo del mundo se quedaron babeando con ella. Personalmente, no me puedo quejar. De lo que sí puedo son estos dos puntos que observé a lo largo de las mas de dos horas que dura esta decandente película:

---Humor: En la primera, la situaciones cómicas eran buenas y hacían reír por su naturalidad. Esto no ocurre en la segunda, absolutamente. No tengo ni la más remota idea de que estaban pensando los guionistas cuando escribieron semejante basura. Quiero pensar que los buenos siguen de huelga y que los más imbéciles llevan las riendas de los largometrajes hollywoodenses actuales. Si ese es el caso, en Transformers 2 se lucieron. Momento sexual tras momento sexual; momentos incómodos como la inocente mascota del protagonista de la primera película adicta a los fármacos teniendo sexo con un bulldog agregado en esta parte con el bobo y único propósito de ser penetrado, un Decepticon calentón "enfriándose" con la pierna de Megan Fox, hasta las inexplicables "bolas" de Devastator. Francamente, la historia estaba totalmente vacía, hueca como la líder del equipo de porristas de una secundaria. La mamá del protagonista es dolorosamente irritante, tanto como las estúpidas situaciones que se repiten una y otra vez.

---Abuso destructivo: Existen parámetros que separan lo saludable de lo exagerado y enloquecido, y esta segunda parte de la trilogía de Transformers es la clase de demoledora descarada que arrasa con el muro simbólico de aquellos límites. Sencillamente, llega un punto dentro de la duración en que simplemente te aburres de ver todo volar en pedazos o ya no tienes energía ni ganas suficientes de tratar de encontrarle sentido a aquellas inmensas masas de colores llamativos que dan vueltas y se matan llamados autobots y decepticons. Es extremadamente humano: destrucción sin sentido totalmente descarrilada y demencial.

Como buena producción gringa, por supuesto que tiene partes completamente predecibles: la muerte de optimus por ejemplo, es dolorosamente obvio que el más importante de los chicos buenos no puede morir. (aún) También se veía venir la derrota de "Fallen" el malazo de la pela, a manos de optimus.

Además de todo esto, los efecto especiales son espectaculares, vistosos e imponentes; el sonido es una parte importante, siempre haciendo creer al espectador que esta en medio de la acción. No hablemos de Megan Fox claro... pero Shia cumplió muy bien su rol también. La recomendaría a la gente superficial, a los acostumbrados a este tipo de cine y a los que sólo van al cine para chapar con su enamorada. Ideal para ese fin. Concluyo diciendo que no todo lo popular es bueno. Si no me creen, vayan y desperdicien su tiempo viendo esta joya dorada extremadamente brillante, e intenten ver mas allá de aquella luz reluciente. Verán que es como comerse un helado de manjarblanco: resulta empalagoso en extremo, te corroe los dientes y te hace sentir que el dentista te dirá que no hay otro remedio que dejarte como tu abuela: te olvidas de tu dentadura y la guardas en un vaso con agua. Caballero nomás, tu elegiste comerte el helado.


|
Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 The All-Knowing 4 All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.